Skip To Content

Aprendé a curar tu mate nuevo con estos simples pasos

Aprendé a curar tu mate nuevo con estos simples pasos

Seguro alguna vez te pasó que compraste un mate nuevo y no tenías idea de cómo curarlo, cómo limpiarlo, o si hay alguna diferencia a la hora de hacerlo cuando es de madera, de zapallo o de plástico.

Otras dudas comunes son si es necesario curarlo, qué pasa si se hace mal, o cómo hacer para curar un mate que fue “mal curado”.

No te preocupes, en Recepedia tenemos algunos tips para vos, pequeño Padawan matero.

¿Cómo curar el mate según el material?

Si tu mate es de origen inorgánico (metal, plástico, loza) no es necesario curarlo. Lo usas y lo lavas como si fuera un vaso.

Ahora, si tu mate es orgánico (madera, zapallo, cuerno, palo santo) sí o sí vas a tener que curarlo. Seguramente hayas investigado un poco antes de llegar acá y te habrás dado cuenta de que hay muchos mitos y técnicas: usar carbón, yerba, leche, grasa y un sinfín de cosas más.

Después de evaluar distintas técnicas, y tomarnos unos cuantos mates para probar, el tema se simplificó bastante.

Cómo curar tu mate de origen orgánico paso a paso

Para mates nuevos estos son los pasos a seguir:

  • Lavamos y enjuagamos bien con jabón lavavajilla.

  • Lo llenamos con yerba nueva y completamos con agua caliente hasta el tope. Lo dejamos descansar así durante toda la noche.

  • A la mañana, limpiamos, enjuagamos y ya podemos empezar a usarlo. Más lo usás, más se curte. ¡A disfrutar de unos buenos mates!

¿Por qué curar el mate?

Principalmente se hace para quitar la membrana interna de calabaza que suele tener un sabor fuerte y bastante amargo que hace que las primeras cebadas tengo un gusto no deseado.

En segundo lugar, sirve para generar una capa impermeable para tapar huecos y pequeñas rajaduras que existen en los materiales porosos como la calabaza y la madera.

Es lindo el ritual del curado del mate. De cierta manera estamos dándole la bienvenida a un montón de momentos, charlas, risas, canciones... Lo estamos haciendo parte de nosotros y de nuestra rutina diaria. Estamos forjando en cada cebada la historia de nuestro mate (#QuéPoeta).

¡Probá curando tu mate con estos tips y contanos tu experiencia!

Próximo artículo

Trucos para cocinar huevos perfectos

Trucos para cocinar huevos perfectos