Skip To Content

4 formas riquísimas de cocinar pencas de acelga

4 formas riquísimas de cocinar pencas de acelga

Noble vegetal la acelga. Rica en sabor y nutrientes, es saludable y puede comerse entera. Es decir, su tallo (o penca) también se puede utilizar para numerosas recetas. Hoy, vamos a ver cómo hacer cuatro comidas diferentes y muy sabrosas. ¿Lo mejor de todo? Aprovechamos el vegetal entero y generamos menos desperdicio de comida.

¿Sabías qué?

Las raíces y los tallos cuentan con más vitaminas y nutrientes que aquellas partes del vegetal que solemos consumir (o sea, las hojas). Esto es porque son los órganos de nutrición de los vegetales y por donde la planta obtiene agua y sales minerales.

Recetas con Pencas de Acelga

Tipo milanesas

Simplemente limpiá y herví por 10 minutos las pencas.

Luego, las vas a pasar por huevo batido condimentados a gusto (sal y pimienta son clave), las rebozamos con pan rallado y ya están listas para freír o cocinar al horno.

Tipo tortilla

Cortá finamente las pencas de acelga ya limpias y saltealas con un poco de ajo y cebolla.

Ahora sumale los huevos batidos previamente condimentados a gusto y llevalos a la sartén.

Y listo, una manera súper simple y rica de hacerte una tortilla de acelga.

Lasaña

Limpiá bien las pencas de acelga y hervilas por 10 minutos.

Ahora, listas para armar una lasaña, combinamos con ricota, jamón cocido, queso, salsa boloñesa y queso de rallar. Podés hacerla en pequeñas cazuelas y así armar porciones.

Todo al horno bien caliente y listo para comer.

Al escabeche

Limpiá bien y cortá las pencas en trozos regulares.

Hervilas en misma cantidad de agua y vinagre de alcohol junto a una pizca de sal.

Una vez tiernas (10 minutos aproximadamente) las disponés en un recipiente limpio y seco con tapa. Las condimentás con ajo picado, orégano, ají molido y aceite de maíz.

Dejalas reposar 3 días en la heladera ¡y listo! Un manjar para comer sobre un pedacito de pan.

Animate y probá las cuatro recetas, te prometemos que no te vas a arrepentir. Tenés para elegir entre almuerzo (las milanesas y/o la tortilla), merienda (al escabeche con pancito) y cena (la rica y potente lasaña).

¡Contanos por cuál vas a empezar!

Próximo artículo

Los mejores trucos para cortar cebolla sin llorar

Los mejores trucos para cortar cebolla sin llorar