Skip To Content
Tradición argentina: aprendé a preparar la Torta 80 golpes
Tradición argentina: aprendé a preparar la Torta 80 golpes

Tradición argentina: aprendé a preparar la Torta 80 golpes

Agrega una reseña

¿UNA TORTA CON LEVADURA?

Sí, sabíamos que era lo que más te iba a llamar la atención. Y lo leíste bien: la torta 80 golpes lleva levadura, y esto es lo que le aporta el sabor tan rico y particular a la miga. También la hace más esponjosa y airosa, que es clave.

¿TORTA 80 GOLPES?

Esta torta es ideal para descargar tensiones, porque en su preparación requiere que la golpees sobre la mesada ochenta veces (podés contarlas si querés) para lograr una buena textura en la masa.

PARA PARTIR Y COMPARTIR

Su forma maravillosa con espirales la hace perfecta para compartir, mate mediante, con amigos y familia. Esta receta original rinde 8 porciones y te da la versatilidad necesaria para que le agregues tu toque especial (sumándole pasas de uva, por ejemplo).

UN DATO DE COLOR

Nuestra gastronomía cuenta con infinidades de delicias. Y como la gran mayoría de las recetas, no se sabe al 100% su origen, pero se cree que la torta 80 golpes es argentina y bien nuestra.

Los ingredientes que vas a necesitar son cotidianos y seguro ya tenés todos en la alacena. Además, es muy sencilla y divertida de preparar.

¿Nos arremangamos y empezamos?

Feeds
8Personas
Tempo de preparo
90Min.
Dificultad
fácil

Ingredientes

Para la masa:
600 gramos de harina 0000
50 gramos de levadura fresca
3 cucharadas de aceite de girasol
100 gramos de azúcar
2 huevos
200 cc de leche
Para el relleno:
200 gramos de manteca blanda
150 gramos de azúcar
Ralladura de 1 limón

Método de preparación

¡Manos en la masa!
¡A sacarse el stress amasando! Colocá la harina y el azúcar dentro de un bol. Agregá el aceite, la leche, la levadura y el huevo. Mezclá hasta formar una masa suave y ahora… ¡a los golpes! La idea es que tomes la masa y la golpees sobre la mesada (la leyenda dice que tenés que hacerlo 80 veces). Esto es para lograr una buena textura en la masa: es como si fuera un amasado extremo que va a darle una textura increíble a la torta.
Cuando terminás, hay que dejarla fermentar tapada con papel film de cocina hasta que duplique su volumen. Acá es cuando te acordás que lleva levadura y decís en voz alta “una torta con levadura, qué loco, ¿no?”.
Una vez que reposó y duplicó su volumen tenés que aplastar la masa y estirarla con un palo de amasar hasta lograr 1 cm de espesor (en forma rectangular). Este es el momento donde sumamos los ingredientes del relleno untando la manteca, el azúcar y ralladura de limón. Enrollamos como un pionono y cortamos en trozos de 5 cm de altura (aproximadamente). Luego, reservamos.
Armado y cocción
Primero, enmantecás y enharinás un molde redondo de 25 cm por 10 cm de alto. Después, ponés los rollos de manera apretada uno junto al otro y los dejás fermentar nuevamente por 30 minutos aproximadamente (tapada).
Y ahora sí, a cocinar en horno medio precalentado por unos 40 minutos o hasta que veas que esté bien cocida.
Retirás del horno, dejás entibiar y desmoldás. ¡Listo!

Nutrición

Filtros similares