Skip To Content
Dejá tu comentario
Receta paso a paso de Eclairs rellenos

Receta paso a paso de Eclairs rellenos

Dejá tu comentario

Ohlalá señor francés, ¿tentado de hacer unos riquísimos eclairs? Perfecto, tomaste una decisión muy acertada y encontraste el lugar perfecto para preparar los más ricos eclairs que jamás hayas probado.

La pastelería francesa es INCREÍBLE. Las texturas, los rellenos, las masas… todas muy pero muy deliciosas. Es más, nos animamos a decir que la gran mayoría de estos postres entran dentro de la categoría gourmet. Asi que sí, hoy vas a preparar un postre casero GOURMET. Tomá mate.

Si bien es una receta un tanto compleja, el resultado es tan increíble que vale la pena todo el proceso.

Y hablando de rellenos, a nuestro entender, los más ricos son: limón, chocolate, dulce de leche y crema pastelera. Impresionantes todos.

¿Con hambre? Empecemos entonces con esta preparación que va a rendirte 7 eclairs gourmet caseros.

Feeds
7Personas
Tempo de preparo
60Min.
Dificultad
difícil

Ingredientes

desagrupados
200 gramos de manteca
250 cc de leche
1 cucharadita de sal
280 gramos de harina 0000
5 huevos

Método de preparación

desagrupados
Primero disponé en una olla la leche, la sal, el azúcar y la manteca. Llevala a fuego moderado hasta que hierva.
Ahora sumá la harina toda de una vez y con cuchara de madera mezclá enérgicamente hasta que todo resulte homogéneo.
Retirá la olla del fuego y dejala entibiar.
Una vez que esté tibia, agregá los huevos de a uno mezclando constantemente hasta que todo quede integrado.
Disponé la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y sobre una asadera enmantecada armá los eclairs (palitos de 14 x 4 cm) de manera prolija y uniforme.
Cociná en horno moderado (180 °C) entre 20 y 30 minutos aproximadamente.
Por último, rellená con crema pastelera, crema batida o chocolate.
Para cerrar, te dejamos dos datazos para cuando compartas tus eclairs con alguien: 1. Este bello postre se originó en el siglo XIX por el chef Marie-Antoine Carême. 2. Eclair en francés significa RELÁMPAGO, y se cree que se lo nombró así por la forma en la que brilla cuando es cubierto en glaseado. ¡A disfrutar!

Filtros similares