Skip To Content
Este platazo es digno de las “tres eses”: súper fácil, súper rico y súper económico. Ahora solo queda acompañar de unos pancitos para mojar en el guiso y simplemente ser feliz. ¿Sos de agregarle algún ingrediente más para darle tu toque personal? ¡Contanos!

Filtros similares