Skip To Content
Ahora que tenés tu mermelada casera de naranja las posibilidades son INFINITAS. Además de untarla en un rico pan, podés usarla en tortas, cupcakes, budines rellenos, en tartas dulces… en de todo. Y por qué parar en mermelada de naranja, ¿no? Siguiendo este paso a paso, simplemente reemplazá la naranja por la fruta que más te guste (recomendamos que sea de estación para que te salga todavía más rica) y listo. ¡Probá y contanos!

Filtros similares