Skip To Content
Y ahora viene la parte divertida. Ahora que ya hiciste tu primer gin tonic podés empezar a probar añadiéndole diferentes garnishes para darle tu toque personal. Podés usar elementos que perfumen como enebro y cardamomo, o que sumen un punch picante usando granos de pimienta. También podés jugar con otros sabores cítricos como el pomelo o la naranja, o probar sabores más neutros como el pepino. Todas estas opciones son una verdadera fiesta. ¡Salud!

    Filtros similares