Skip To Content
Dejá tu comentario
Tradicional cazuela de mariscos en simples pasos

Tradicional cazuela de mariscos en simples pasos

Dejá tu comentario

Sale esa cazuela de mariscos para sorprenderte a vos mismo del gran cocinero que sos y también a quién invites a degustar esta preparación mediterránea increíble.

¿Quién dice que una cena a todo trapo es un rico corte de carne y guarnición? Esta cazuela de mariscos es una caricia de Poseidón y podés realizarla en simples pasos.

Además, incorporar mariscos a tu dieta tiene muchos beneficios, desde el alto contenido en proteínas esenciales para el cuerpo, hasta que son ricos en minerales como yodo, calcio, fósforo y selenio.

Anotá lo que necesitás pedir en tu pescadería y verdulería amiga y ¡empecemos a cocinar esta receta clásica de cazuela de mariscos!

Feeds
4Personas
Tempo de preparo
40Min.
Dificultad
dificultad media

Ingredientes

desagrupados
300 gramos de calamar
300 gramos de langostinos
250 gramos de camarones
200 gramos de almejas
150 gramos de berberechos
200 gramos o 1 lata de arvejas cocidas
300 cc de Puré de tomates Cica
1 cebolla
1 limón
1 diente de ajo
1 copa de vino blanco seco
2 cucharadas de aceite de oliva
Perejil picado (c/n)
Sal (c/n)
Pimienta (c/n)
Pimentón dulce (c/n)
400 gramos de arroz blanco cocido (guarnición)

Método de preparación

desagrupados
Limpiá y lavá bien todos los frutos de mar, cortalos en trozos y reservá cada uno por separado.
Calentá una olla baja o sartén a fuego medio junto al aceite de oliva.
Incorporá la cebolla cortada en cubitos y el ajo picadito. Salteá rápidamente.
Sumá los calamares y cociná por 3 minutos.
Agregá los mejillones, las almejas, los camarones, los berberechos, los langostinos y el vino blanco.
Dejá reducir por 5 minutos a fuego bajo y sumá la salsa de tomate. Condimentá con el pimentón, la pimienta y salá a gusto.
Cociná a fuego bajo por 10 minutos más y sumá el limón en trozos, el perejil y las arvejas.
Tapá, apagá el fuego y dejá reposar 4 minutos más.
Listo para servir junto a una porción de arroz blanco ¡a disfrutar!
¿Buenísimo no? Una receta sencilla con mucho sabor, podés acompañar con una copa del vino blanco que usaste en la preparación y si estás en modo romántico unas velas… listo para sentir la brisa del mar, aunque estés en el living. Animate a probar esta receta riquísima y si te hizo tocar las estrellas con tanto sabor, usá las estrellas de nuestra web para calificarla.

Filtros similares