Skip To Content
¡Y listo, ya tenés un platazo de albondigón casero de carne en su propia salsita y con una guarnición sabrosísima! Recomendación por si de casualidad terminaste de comer y sobró albondigón: ¡hacete un sanguchito frío con rodajas de pan de carne! Es súper sencillo de preparar y una tremenda delicia. Si después de leer esta receta te dieron ganas de preparar el mejor albondigón del planeta tierra, contanos qué tan rico te salió en los comentarios.

Filtros similares