Skip To Content
Dejá tu comentario
Deliciosas y fáciles supremas con salsa florentina

Deliciosas y fáciles supremas con salsa florentina

Dejá tu comentario

Tips

Acompañá con puré de papas.

Qué noble y deliciosa la pechuga de pollo. Es excelente tanto para preparaciones frías como calientes. Para comer en un sándwich al paso, para sumarlo en tiritas a una ensalada, o hasta como un bello plato principal.

Hoy te traemos una receta impresionante, ideal para sorprender a tu paladar: supremas de pollo a la florentina.

Pero un momento cerebrito, ¿qué es la salsa florentina? Excelente pregunta. Es parecida en sabor a la salsa blanca, pero la florentina es más espesa y lleva un ingrediente clave: espinaca fresca. GRAN COMBINACIÓN y GRAN EXCUSA para usar ese atado de espinaca que siempre se achica tanto cuando lo cocinás solo.

¿Nos ponemos a cocinar esta maravillosa receta?

Feeds
4Personas
Tempo de preparo
60Min.
Dificultad
dificultad media

Ingredientes

desagrupados
4 supremas de pollo
1 cucharada de aceite
Pimienta negra a gusto
Para la cobertura:
1 atado de espinacas frescas (limpiá las hojas previamente)
1 cucharada de manteca (30 cc)
1 diente de ajo
Para la salsa blanca:
250 cc de leche
50 gramos de manteca
50 gramos de harina
300 gramos de queso muzzarella
150 gramos de queso rallado
1 pizca de nuez moscada

Método de preparación

desagrupados
Empezá limpiando bien las supremas de pollo. Después, sobre una sartén con un poco de aceite, doralas vuelta y vuelta.
Disponelas sobre una fuente para horno y reservalas.
Sobre una sartén, salteá rápidamente las hojas de espinaca junto al ajo y un poco de manteca. Condimentá todo a gusto. Luego, reservalo.
Empecemos con la salsa: derretí la manteca en una olla y sumale la harina.
Cociná a fuego bajo por 3 minutos y sumale la leche fría hasta que espese mezclando constantemente.
Condimentala con la nuez moscada y reservala.
Cubrí las supremas con las espinacas salteadas y, sobre eso la salsa blanca, el queso mozzarella y el queso rallado.
Por último, gratiná todo en horno muy caliente y listo para servir.
Una locura esta receta. Lo tiene todo: pechuga, queso gratinado, salsa florentina y puré de acompañamiento. ¿Qué más se le puede pedir a una cena? Lleva su tiempo de preparación y cocción, pero realmente lo vale, así que animate a hacerla y después contanos cómo te salió.

Filtros similares